10 consejos para los propietarios de vehículos de dos ruedas

Los conductores de vehículos de dos ruedas en la carretera son maldecidos cada día por los conductores de vehículos de cuatro ruedas porque parecen ir siempre por delante, circular por las aceras y llegar a casa mucho más rápido que sus hermanos de cuatro ruedas. Claro que hay razones para estar celosos, pero los conductores de dos ruedas corren mucho más riesgo en la carretera.

Lo más probable es que todas las personas que conozcas que conduzcan un vehículo de dos ruedas como el recambios vespa 200 hayan tenido al menos un accidente en sus años de vida. Aquí es donde entra en juego la importancia de una póliza de seguro para vehículos de dos ruedas: te protege a ti y a tu moto de varios incidentes, como accidentes, robos, vandalismo, etc. Estos son algunos consejos que debes tener en cuenta si estás pensando en coger una moto para facilitar tus desplazamientos:

¿Cómo conducir una bicicleta/coche de forma segura?

  1. Protégete: Invierte en un buen casco. Muchas muertes se producen por lesiones en la cabeza. Hay personas que se han librado por poco de la muerte gracias a la decisión inteligente de llevar casco. Debes comprarte un casco resistente que cubra las mandíbulas. Algunas personas llevan un casco sólo para evitar ser multadas por la policía, pero recuerda que llevas un casco por ti mismo. Asegura la correa alrededor de tu mandíbula. ¿Vale la pena correr un riesgo tan grande por no hacerlo? Además, si tienes ciclistas en el pabellón, consigue un casco adicional. Su seguridad está en tus manos. Sé responsable. La mayoría de las veces, la culpa no es tuya, sino de otra persona que decide saltarse las normas y provoca un accidente. ¿Por qué deberíais pagar el precio tú y tu jinete de pabellón?
  2. Protege tus ojos. Compra un casco con pantalla facial de plástico que proteja tus ojos de la lluvia, el polvo, el viento, los insectos, etc.
  3. Si el clima lo permite, es una buena idea llevar una chaqueta de cuero, botas y guantes, ya que te protegerán de magulladuras y lesiones menores en caso de caída.
  4. Hazte visible: Lleva bandas reflectantes sobre el casco o un casco de color brillante. Coloca también bandas reflectantes en los laterales y la parte trasera de tu vehículo de dos ruedas.
  5. Asegúrate de mantenerte alejado de los puntos ciegos de los vehículos, especialmente de los camiones y autobuses.
  6. Mantenga una distancia de seguridad con los vehículos: no se detenga nunca justo detrás o delante de un vehículo. Asegúrate de que tienes espacio suficiente para moverte. Evita entrar y salir del tráfico.Mantén la distancia al adelantar a vehículos aparcados o en movimiento o al adelantar a otros vehículos en la carretera. Tanto si adelantas a un vehículo en movimiento como a uno aparcado, asegúrate de dejar suficiente espacio. No intentes adelantarte cuando haya espacio entre dos vehículos. Eso es para evitar colisiones. Sé respetuoso.
  7. Ten cuidado con los obstáculos y peligros de la carretera: los montones de basura, los reductores de velocidad, los vertidos de aceite, los baches, los cruces de vías férreas, los caminos de tierra y los animales vagabundos, entre otros, pueden suponer una grave amenaza si no tenemos cuidado.
  8. Mantenga bien su moto: llévela a revisar regularmente. Intenta también comprobarlo tú mismo antes de cada viaje. Fíjate en el estado de los frenos, la presión del aire, el estado de los neumáticos, el claxon, el embrague, las luces, la suspensión, etc. Si tu moto está en buen estado, aumenta la eficiencia del combustible y reduce el riesgo de accidentes.
  9. Asegúrate de respetar todas las normas de tráfico. Señala tus intenciones con suficiente antelación y de forma clara para que los motoristas que te rodean sepan cuál es tu próximo movimiento. No pise el freno ni gire bruscamente.
  10. Recuerde que su moto no se detendrá tan pronto como pise los frenos. Esta distancia aumenta a medida que aumenta la velocidad. Da los pasos necesarios.

Deja un comentario